La Codificación y el Desarrollo Progresivo del Derecho Internacional

Actualizado: 3 de abr de 2020


La codificación del derecho es una práctica milenaria que fue realizada en diferentes periodos de la civilización humana. Los más conspicuos ejemplos de esta práctica son las leyes de Manu (Código Hindú), el código Hammurabi, la codificación de Solimán el Magnífico, el Corpus Iuris del Emperador Justiniano, el Código Visigótico y los Códigos napoleónicos. En lo que se refiere a la Codificación y el Desarrollo Progresivo del Derecho Internacional también ha sido objeto una larga evolución a través de conferencias internacionales, siendo la primera de ellas el Congreso de Viena (1815) donde se trataron disposiciones relativas a la administración de ríos internacionales, la abolición de la esclavitud y el rango de los agentes diplomáticos. Asimismo, debe destacarse, las Conferencias de Paz de La Haya (de 1899 y 1907) en las que por primera vez se codificaron las leyes de la guerra (Ius Belli ac Pacis) y los mecanismos para la solución pacífica de controversias entre Estados.


Como lo establece el Art. 38 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, la costumbre internacional es una de las más importantes fuentes del Derecho Internacional, que se caracteriza por la existencia un amplio conjunto de normas vinculantes no escritas que surgen por la constante práctica (inveterata consuetudo) y la opinión jurídica (opinio juris) de los Estados. Criterio fundamental por el cual el Art. 13.1(a) de la Carta de la Organización de Naciones Unidas (ONU) establece que: "La Asamblea General promoverá estudios y hará recomendaciones para los fines siguientes: a. fomentar la cooperación internacional en el campo político e impulsar el desarrollo progresivo del derecho internacional y su codificación".

En este sentido, de conformidad con el Art. 15 del Estatuto de la Comisión de Derecho Internacional de la ONU el término Desarrollo Progresivo es utilizado para designar "la elaboración de proyectos de convenciones sobre temas que no hayan sido regulados todavía por el derecho internacional o respecto a los cuales los Estados no hayan aplicado, en la práctica, normas suficientemente desarrolladas". Del mismo modo, la expresión Codificación del Derecho internacional se emplea "para designar la más precisa formulación y la sistematización de las normas de derecho internacional en materias en las que ya exista amplia práctica de los Estados, así como precedentes y doctrinas".


Ambas acciones - codificar y desarrollar progresivamente - sin duda son las dos caras de una misma moneda y juegan interactivamente un rol complementario y dinámico en una sociedad internacional que se mueve a gran velocidad. Simplificando: Codificar implica "tomar una fotografía" del estado actual de las normas y prácticas existentes, y por otra parte, Desarrollar Progresivamente implica no permitir que esa "imagen" del Derecho Internacional se congele en el tiempo y pueda ser "retocada" regularmente, ya que el rasgo esencial de las relaciones inter-estatales es su dinamismo, cambio constante y oportunidad de seguir transformándose.


Para este importante objetivo, la práctica universal y regional ha desarrollado diferentes mecanismos de Codificación y Desarrollo Progresivo, siendo el más importante la creación de comisiones técnicas especializadas que ejecutan estas labores. Así tenemos a La Comisión de Derecho Internacional (CDI) que es un órgano técnico codificador que está bajo la autoridad y control de la Asamblea General de la ONU. Instancia que está compuesta por treinta y cuatro miembros que se reúnen de formal anual en la ciudad de Ginebra - Confederación Suiza, y son elegidos por la Asamblea General de la ONU para cumplir sus funciones por un mandato de 5 años. Los miembros, en su conjunto, representan a los principales sistemas jurídicos mundiales, se reúnen en calidad de expertos a título individual, y no como representantes de sus gobiernos buscando abarcar los temas más importantes del Derecho Internacional que rigen las relaciones entre Estados. Entre los asuntos más importantes que fueron trabajados por la CDI tenemos a los actos unilaterales de los Estados, la protección diplomática, las reservas a los tratados, la responsabilidad de los Estados y Organizaciones Internacionales, los recursos naturales compartidos y la fragmentación del Derecho Internacional.

En el ámbito regional, tenemos al Comité Jurídico Interamericano (CJI) que se constituye en un cuerpo consultivo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que también promueve el Desarrollo Progresivo y la Codificación del Derecho Internacional y estudia la posibilidad de uniformar las legislaciones de los países del continente americano en cuanto ello sea pertinente. La CJI representa al conjunto de los Estados miembros de la Organización y tiene la más amplia autonomía técnica. Está integrado por once juristas nacionales de los Estados miembros, elegidos para un período de cuatro años de ternas presentadas por dichos Estados. En la actualidad la CJI se encuentra trabajando sobre las siguientes temáticas: inmunidad de las Organizaciones Internacionales, derecho aplicable a los contratos internacionales, democracia representativa, guía para la aplicación del principio de convencionalidad, el arbitraje en línea en las transacciones de consumo transfronteriza, acuerdos vinculantes y no vinculantes y eficacia de las decisiones judiciales extranjeras a la luz de la Convención Interamericana sobre Eficacia Extraterritorial de las Sentencias y Laudos Arbitrales Extranjeros.

Finalmente cabe destacar que entre los más importantes y actuales proyectos de creación de instancias nuevas para la Codificación y Desarrollo Progresivo del Derecho Internacional, se encuentra la efectuada por la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB). Organización Intergubernamental cuyo fin es la promoción de diversas formas de Cooperación Jurídica entre sus Estados miembros. Es así que, durante la XX Asamblea Plenaria de la COMJIB realizada en abril del 2017 en la ciudad de Quito - Ecuador, se decidió aprobar la propuesta del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional de Bolivia para avanzar en la creación de un Comité Jurídico de Derecho Internacional Iberoamericano a través de la constitución de un Grupo de Trabajo Ad Hoc, que hoy está conformado por la República Argentina, el Estado Plurinacional de Bolivia, la República de El Salvador, la República de Nicaragua y la República del Paraguay. Grupo de Trabajo Ad Hoc que en enero del año 2018, sesionará para debatir el proyecto de Estatuto para la creación de esta nueva instancia de Codificación y Desarrollo del Derecho Internacional Iberoamericano.


#derechointernacional #justiciainternacional #codificación

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 Mariscal & Mariscal